Horario: lunes - viernes - 8:00 - 18:00, sábado - 8:00 - 14:00
PROBLEMAS Y CONSECUENCIAS

DE LA OBESIDAD

La obesidad mórbida tiene consecuencias orgánicas perjudiciales :

  • Presión arterial alta.
  • Apnea del sueño.
  • Diabetes y enfermedades relacionadas con la hiperlipidemia.
  • Artrosis de espalda y rodillas.
  • Cáncer de mama, colon y útero
  • Ovarios poliquísticos y esterilidad

 

Consecuencias psicológicas :

  • Depresión nerviosa con su círculo vicioso alimentario.
  • Trastornos de personalidad = Auto-Desvalorización.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad grave y generalizada en las personas obesas. Incluso con un sobrepeso de sólo unos pocos kilos, el riesgo de desarrollar una diabetes es más alto, pese a que, como es lógico, el nivel de riego aumenta con el grado de obesidad. Se calcula que el 80% de las personas con diabetes tienen sobrepeso o son obesas.

En los Estados Unidos, la diabetes tipo 2 es la tercera causa principal de muerte.

Actualmente los expertos en cirugía bariátrica y endocrinólogos están convencidos de que el bypass gástrico, o incluso la gastrectomía en manga, es una forma de tratamiento para la diabetes debido a sus consecuencias hormonales. En nuestra serie de pacientes operados hemos encontrado que todos los diabéticos han podido dejar de tomar antidiabéticos orales y han normalizado el nivel de hemoglobina glicosilada.

La hipertensión esencial, el aumento progresivo de la presión arterial, es mucho más común en las personas obesas. Muy a menudo conduce al desarrollo de enfermedades cardíacas al tiempo que daña los vasos sanguíneos.

Esta afección conduce a un mayor riesgo de ataques cardíacos, daño renal y endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).

La apnea del sueño, es decir, la interrupción de la respiración durante el sueño, es un fenómeno típico de personas obesas con gargantas comprimidas.

Esto causa un ronquido interrumpido por períodos de obstrucción completa durante los cuales no entra nada de aire. A un observador inexperto le parecería que la persona durmiente está conteniendo la respiración voluntariamente. En realidad, la persona con apnea del sueño no es consciente del problema o sólo se da cuenta de que tiene un sueño ligero y de que a menudo se despierta durante la noche.

Los efectos de la apnea del sueño sobre la salud pueden ser graves. De hecho, este problema puede dar como resultado una presión arterial alta, una alteración de la frecuencia cardíaca y la muerte súbita.

Las personas que sufren apnea se despiertan exhaustas y a menudo se duermen durante el día y a veces incluso mientras conducen.

Esta condición se asocia con una alta tasa de mortalidad e incluso pone en riesgo la vida de otras personas.

Los niveles de colesterol y triglicéridos en personas obesas suelen ser altos.

Las personas obesas generalmente tienen el hígado agrandado debido a la sobrecarga de grasa (esteatosis hepática).

Por esta razón proponemos a todos nuestros pacientes que sigan una dieta láctea, de 5 a 7 días antes del día de la intervención: exclusivamente Yogur 0%, Leche 0%, Queso 0%, té, café sin azúcar. También podemos proponer una dieta alta en proteínas sin carbohidratos ni grasas. El objetivo es reducir el volumen del hígado facilitando así la cirugía laparoscópica.

La obesidad interrumpe mecánicamente el sistema muscular de la tensión esogástrica y causa ardor retro-esternal después de las comidas.

En general, la obesidad provoca sufrimiento en todas las articulaciones. Algunos de ellas se ven especialmente afectadas: rodillas, caderas, columna vertebral.

Los fenómenos de artrosis se acentúan mucho, en el marco de un envejecimiento prematuro de las articulaciones y de un estado de discapacidad. Las hernias discales son igualmente comunes, con lumbalgias ciáticas y recurrentes.

Independientemente del grado de obesidad, los médicos especialistas en reumatología u ortopedia suelen exigir a sus pacientes que pierdan una cantidad significativa de peso, no sólo para mejorar los síntomas de fatiga o envejecimiento prematuro de una articulación, sino también antes de someterse a una operación cuyos resultados, en caso contrario, podrían ser malos.

Por ejemplo, la implantación de una prótesis de rodilla o de cadera provoca esfuerzos articulares mecánicos muy intensos, que, en el caso de un obeso, podrían causar un desgaste prematuro del material implantado, cuya vida útil bastante limitada.

Además, los ataques de gota, que están relacionados con niveles elevados de ácido úrico en la sangre (hiperuricemia), son más frecuentes en los obesos que en la población normal.

Otras complicaciones son la tendinitis, la osteoporosis, que es una pérdida de sustancia ósea que suele ocurrir en las mujeres después de la menopausia y da lugar a una mayor fragilidad y predisposición a las fracturas.

ASÍ ES: ESTUDIOS CIENTÍFICOS HAN demostrado que la obesidad femenina influye en el metabolismo de los estrógenos y andrógenos, que se depositan en el tejido graso.

La obesidad conduce al hiperinsulinismo, que no acompaña nada bien a la fertilidad y tiene un impacto en muchas otras funciones reproductivas, incluyendo el hipotálamo y la glándula pituitaria. Naturalmente, no tiene sentido alarmarse: un ligero exceso de peso no conduce a la infertilidad, ni tampoco es cierto que todas las mujeres obesas sean incapaces de concebir hijos, pero aquellas cuya masa corporal está por encima de su peso saludable deberían considerar reequilibrarse si tienen un problema de infertilidad.

En cualquier caso, el sobrepeso también puede provocar abortos espontáneos y complicaciones mórbidas durante el embarazo. Así que, ¿por qué no extremar las precauciones? Una dieta equilibrada combinada con ejercicio físico podría marcar la diferencia.

Tampoco hay que olvidar que un peso inferior a la masa corporal correcta puede causar tantos problemas de concepción como la obesidad, al interferir con los ciclos menstruales, la función ovárica normal: a las mujeres con un índice de masa corporal inferior a 17 les resulta 1,6 veces más dificultades para concebir.

Una mayor concentración de grasa en la sangre de los muslos y el estómago impide que la sangre fluya adecuadamente desde el pie al corazón.

Esto puede conducir a ciertos trastornos venosos, siendo los más frecuentes la pesadez de las piernas, el edema, las varices y la flebitis.

La sobrecarga de grasa también ralentiza la sangre en las arterias, que están cargadas de placas de ateroma y como consecuencia los ´órganos que viven a expensas de estas arterias sufren (corazón – tracto digestivo – cerebro – riñones – hígado).

Nuestros anestesistas se ocupan a conciencia de los anticoagulantes durante el período peroperatorio. Su protocolo es el siguiente:

IMC superior a 30 Lovenox 4000: 1 inyección subcutánea al día por la noche durante 10 a 15 días a partir del día anterior a la intervención.

El cáncer de próstata en los hombres, el cáncer de útero y de mama en las mujeres y el cáncer de colon son más comunes en las personas obesas.

Las personas obesas suelen tener cálculos (piedras) en la vesícula biliar.

Podemos ofrecerles su remoción al mismo tiempo que el procedimiento bariátrico (anillo, manga, bypass)

obesity